Olímpico logró su tercera victoria al hilo ante Boca y sigue subiendo

Olímpico logró su tercera victoria al hilo ante Boca y sigue subiendo

El Negro venció al Xeneize por 98-83 y volvió a festejar en el Vicente Rosales.

Inicio favorable a Boca que picó 5-2 con Lampropulos en la caída del pick and roll y un triple de Boccia. Olímpico mostró variantes para compartir el trámite con juego interior y una boma de Clemente (10-7 a falta de 4.55”). Con tiros largos y corridas de Lampropulos y los problemas que causaba Boccia en la primera línea se adelantó Boca. Olímpico fue a zona y sacó réditos en un pasaje del juego complicado. Pero un par de buenas acciones de Lucas Pérez le permitieron a la visita cerrar arriba 27 a 21.

En el segundo cuarto, Olímpico continuó bien en ataque a partir del juego generado por Stanic. El ingreso de Tintorelli y Giorgi procuró cambiar la tónica junto a la doble base con Machuca. El “griego” siguió dañando con el tiro corto desde el eje y la clásica acción de espaldas al cesto de Boccia. Así Boca se mantuvo al frente 36 a 32 con 5.10” para el final. Triples de Machuca (2) y Giorgi (1) sirvieron para descomprimir la defensa visitante y poner al frente al local 49 a 43.

Tras el descanso largo, Boca lució más incisivo aprovechando las desatenciones en los cambios defensivos del local. Olímpico, se mantuvo adelante con triple de Clemente. La formación de Olímpico, con Stanic, Green, Giorgi, Clemente y Williams, pareció ser la solución –para ese momento- con Lampropulos como principal vía de ataque en Boca. El local hasta pudo correr la cancha (Green) y despegar a 9 tantos (59 a 51 con 5.50”). La sequía de Boca se cortó con triple de Boccia, y las fisuras en defensa fueron disimuladas por buenas acciones en ataque con el tándem Stanic – Machuca – Green. Con quinteto nacional, La ventaja llegó a 10 puntos (70 a 60), pero entre Lampropulos y Gargallo dejaron las cosas con 5 de diferencia para el Negro. Fue 70 a 65.

En el cuarto de quiebre, Bernanrdini y Gargallo intercambiaron bombas para prolongar la distancia de 5 tantos con 6.30” finales. A partir de entonces la clave estuvo en la defensa y en la doble base para alcanzar los 12 tantos de luz. La generación de juego para el poste Tintorelli marcó el momento. Con 3.40” por jugarse, Pérez clavó un triple larguísimo para oxígeno a los de Narvarte que la seguían corriendo de atrás. La distancia se volvió irremontable ante un elenco local que terminó jugando con mucha solidez en su sexta victoria en fila en condición de local. Fue 98 a 83.

Deja tu comentario

comentarios...

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *